Aprenda a leer el etiquetado de las prendas certificadas para motociclistas.

April 13, 2020

 

 

Al momento de desarrollar su estrategia de protección personal y comprar equipo para ir en moto es muy importante saber escoger correctamente todas las prendas, ya que estas deben de haber pasado por una serie de pruebas que certifican su durabilidad, resistencia y seguridad, además de conservar su integridad estructural y proteger sus zonas vitales. El NO uso de elementos de protección certificados, anula toda posibilidad de mitigar la gravedad de las lesiones en caso de accidente, haciendo que cualquier mínimo evento de tránsito de baja energía genere lesiones en el conductor, por eso es muy importante saber elegir bien la equipación técnica. El Centro de innovación para Motociclistas y AIROBAG desarrollaron esta guía rápida para que pueda realizar una buena elección al momento de adquirir sus elementos de protección. En este articulo podrá aprender sobre las diferentes normas y homologaciones qué rigen cada prenda y su etiquetado.

 

Certificación CE  (UE) 2016/425

 

Hasta la entrada en vigor del Reglamento sobre Equipos de Protección Individual (EPI) 2016/425, únicamente los cascos tenían que cumplir unos estándares de pruebas para ser homologados: la conocida ECE/ONU R22. Sin embargo, el resto de prendas usadas para circular en moto tan sólo debían cumplir con la norma EN 13595 para conseguir el marcado CE y poder así venderse en la Unión Europea, no queriendo decir qué protegiese adecuadamente. (La norma EN 13595 estará vigente hasta abril del 2023, cuando finaliza el periodo de transición que marca el reglamento del Parlamento Europeo, y será reemplazada por la norma EN 17092 puesta en vigor en julio del 2019).

 

Con el fin de armonizar todas las pruebas y además, permitir que el usuario conozca exactamente cuál es el grado de protección de la prenda que adquiere (chaqueta, protectores, pantalón, botas, guantes, etc), aparece un nuevo reglamento 2016/425 que abarca cualquier tipo de Elementos de Protección Personales (EPIs), tanto para trabajar como para circular en moto.

 

La certificación CE es sólo eso, una certificación. Esta sólo sirve para demostrar que se cumplen las normativas relacionadas con la protección individual, no que sean las prendas indicadas para protegerte como motociclista.

 

Homologación de las prendas de protección.

 

Ahora que ya hemos aclarado lo que son las prendas certificadas, vamos a profundizar en las homologaciones (La homologación es la certificación otorgada a un producto en base a una serie de pruebas realizadas, las cuales permiten la adopción de la reglamentación técnica necesaria, así cumplir con los estándares de fabricación y puedan ser comercializados con el máximo estándar de calidad y seguridad).

 

 ¿Cómo saber si mi prenda cumple con las homologaciones? En la etiqueta debe aparecer claramente que ha superado las pruebas recogidas en él. Dependiendo de cuál sea la prenda, diferentes Normas Europeas (EN) agrupan los estándares que deben cumplir y estos  deben aparecer claramente en la etiqueta (por lo que nunca se debe cortar ni modificar).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debe saber que cada tipo de prenda según la zona del cuerpo que proteja, tendrá su código de norma:

 

Protecciones en extremidades (codos, hombros, rodillas): EN 1621-1

Protectores para la espalda: EN 1621-2

Protectores de tórax: EN 1621-4

Guantes: EN 13594

Calzado: EN 13634

Chaquetas y chalecos: EN 17092

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada una de las normas tiene sus propias características. Hoy hablaremos especialmente de la norma EN 17092.

 

NORMA EN 17092

 

NO es suerte predecir cómo reaccionan los materiales utilizados en la ropa para motociclistas en ciertas situaciones… es CIENCIA. Esta normativa aprobada por AIROBAG divide el cuerpo en tres zonas, pero existen hasta cinco niveles diferentes de resistencia frente a la abrasión.

Se basa en una prueba realizada con una Máquina de Abrasión de Darmstad. En esta prueba, se somete la prenda a una velocidad de rotación y se presiona sobre un bloque de hormigón con una fuerza constante hasta que se para por si sola. Se considera que esta prueba es lo más parecido a lo que ocurre en un accidente de verdad, porque en un primer momento el tejido debe aguantar una alta velocidad, pero a medida que se desgasta, la velocidad también disminuye y el roce es menor.

La certificación de nivel de protección se rige por los siguientes valores:

  • Clasificación AAA: máxima protección, debe aguantar 4 segundos de resistencia a la abrasión a una velocidad de 707.4 rpm (equivalente a 120km/h) en la Zona 1, 2 segundos a 442.1 rpm (unos 75km/h) en la Zona 2 y 1 segundo a 265 rpm (sobre los 45km/h) en la Zona 3

     

  • Clasificación AA: recomendada para conducción por carretera o touring, debe aguantar 2 segundos a 412.6 rpm (unos a 70km/h) en la Zona 1, 1 segundos a 265.3 rpm en la Zona 2 y 0.5 segundo a 147.4 rpm (25km/h aproximadamente) en la Zona 3

  • Clasificación A: adecuada para conducción urbana, debe aguantar 1 segundo a 265.3 rpm y 0.5 segundos a 147.4 rpm en la Zona 2.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La clasificación B contempla las mismas pruebas que la clasificación A, pero no son necesarias las protecciones contra impactos.

 

La clasificación C está destinada a prendas como los petos de malla de offroad que tienen protectores contra impactos.

 

Además, la puntuación de la prenda será la que aplique a su parte más débil. Es decir, que si tenemos que una chaqueta tiene un nivel AAA en las protecciones de impacto pero las costuras son de nivel A, toda la prenda tendrá la categoría A.

 

Únicamente las prendas que protegen frente a la lluvia (impermeables) no deben presentar resistencias ante las abrasiones porque se deben utilizar encima de prendas homologadas.

Esperamos que con esta pequeña guía pueda comprender mejor el etiquetaje de su equipación de protección.